Viviendo en pareja hay ciertos gastos comunes: ambos hacéis uso de la luz, del gas, del agua, de la vivienda o la comida de la nevera, y disfrutáis de los bienes materiales que se han comprado. Pero, ¿quién tiene que hacer frente a estos gastos? Los dos. Y, ¿cómo lo hacemos?

noticia-separar-finanzas-parejas-pareja-dinero

Hay varias formas para ello. Una es hacer un fondo común, donde cada uno pone una parte de sus ingresos económicos. Otra es, que cada vez sea uno quien pague todas las facturas y haga la compra. Y una tercera opción es compartir las finanzas o, como se suele decir, establecer un régimen de bienes compartidos. 

La opción de bienes compartidos implica que todo lo que nosotros tenemos es también de nuestra pareja. No importa quién lo haya pagado o si existen muchas diferencias de sueldo entre ambos. Todo es de los dos.

A continuación te voy a dar las claves para que decidas cuál es la mejor opción para ti, pensando siempre en el futuro y en el ahorro:

  • No tomar decisiones precipitadas
  • Cuidado con tener secretos financieros
  • Aclarar las cosas desde el principio
Anuncios