Bankia ha vendido una cartera de créditos dudosos y fallidos de 102,97 millones de euros correspondientes a diferentes sectores industriales, pero principalmente a riesgo promotor.

La cartera, denominada Gold, se ha vendido en un proceso competitivo entre inversores institucionales y entidades financieras “de primer orden”, cuya identidad no desvela Bankia, que reduce con esta desinversión su saldo de créditos dudosos en 77,24 millones de euros.

noticia-bankia-credito-dudoso-fallido

Los créditos de esta cartera están en parte respaldados por garantías inmobiliarias, de acuerdo con la entidad, cuyo objetivo con esta venta es reducir la morosidad, puesto que transmite créditos dudosos y fallidos, así como elevar la liquidez y liberar recursos para la concesión de nuevos créditos.

Esta operación es la primera venta de cartera de Bankia en 2017 y se enmarca en su compromiso de desinvertir todos aquellos activos considerados no estratégicos.

Anuncios